Ángeles de aquí y de alá

Mercedes, con gafas de sol, se da un aire a la Niña de la Puebla. Vende calcetines en las calles de Ailanthus Zity. Es educada y graciosa. Tomamos café. Otro día tomaremos fotografías. Ha sido el segundo ángel de un día celestial. En la Misericordia, dos huríes con los ojos desnudos, cuatro, negros, cuatro. En la capilla de la Casa de amparo, vestigio de la iglesia del Real Convento de la Orden de Predicadores, los coros angélicos al completo: serafines, querubines, tronos, dominaciones, virtudes, potestades, principados y arcángeles.
Nadine Balbeisi ha cantado y Fernando Marín ha tocado la vihuela de arco.

http://www.cantarallaviola.com/