Diario de un río

Nacho Arantegui tuvo la amabilidad de permitirme tomar unas fotografías de su obra "Diario de un río", en pleno montaje, antes de inaugurar su exposición, comisariada por Belén Chueca, en el Cuarto Espacio de Ailanthus Zity.
Me interesan muy especialmente las fotografías de las obras en proceso. Creo que todas lo son, que cada momento es único, porque el "trabajo acabado" es sólo una fase que tiene su continuación, como tuvo sus principios. La obra de arte no lo sería sin el observador y éste también cambia, a veces, simplemente, por razones meteorológicas. Volveré a verla.

http://www.dpz.es/prensa/2011/05/notas/np110504-2.asp