El hombre que bebía Fanta

"Me gusta que a los mejores como Fernando no les dé vergüenza hablar de Zaragoza ni dedicarle algunos de sus mejores libros. Y es que, ¿cómo iba a sentir vergüenza para hablar de Zaragoza alguien que no la tiene para pedirse un Aquarius o una Fanta? Me gusta saber que si aún existiera la Mirinda, Fernando se la pediría, se pediría una Mirinda de naranja. Y me gusta que en este libro Fernando hable de su vida en Zaragoza, que es lo mismo que hablar de mi vida en Zaragoza: el puente de los gitanos, junto al que viví de niño." 

JOSÉ LUIS MELERO

"El único de mis amigos que bebe Fantas es Fernando, pero quiero dejar bien claro que no es un pagafantas. Yorgos, Ismael Grasa y Fernando se abrazan en La Romareda cuando el Zaragoza mete un gol. Últimamente se abrazan poco, es cierto, pero hay que tener paciencia. Estoy firmemente convencido de que dentro de unos años Fernando publicará una edición aumentada de estas notas sobre Zaragoza y nos contará que tomó una Fanta de naranja (doble, en esta ocasión) para celebrar que el Zaragoza había ganado la Champions."

 VÍCTOR JUAN

Rolde, Revista de Cultura Aragonesa, dedica en su último número, 151, un reportaje a FERNANDO SANMARTÍN Y ZARAGOZA. Está ilustrado con algunas fotografías que he realizado ex profeso para estas páginas. Un paseo por lugares citados por Fernando Sanmartín en sus Notas sobre Zaragoza del capitán Marlow. Unas imágenes "muy machacadas", deliberadamente contrastadas, como si las hubiera hecho con película de 400 ASA forzada a 1.600 ASA. Los textos de José Luis Melero y Víctor Juan coinciden en mencionar la costumbre de Fernando de pedirse una Fanta, cuando vamos a un bar a tomar algún líquido. Un gesto que, en estos tiempos, dice mucho de la sólida personalidad de Sanmartín.

El hombre que bebía Fanta