Semana fantástica

Entre ramas de olivo y palmeras, he visto algún que otro conejo, de azúcar, por supuesto.

Semana fantástica