Dictado 048

Fuera, durante el verano, observo a los araneidos, las arañas de telas circulares. El verano pasado observé a una de ellas tejiendo su telaraña, lo cual fue especialmente interesante, porque la luz resultaba tan intensa que no me permitía ver toda la red. Yo había leído que estas arañas tienden en primer lugar las hebras principales y una espiral con un fluido que no es pegajoso. Luego, caminando por terreno seguro, tejen la espiral pegajosa en sentido contrario. Parece un asunto de absoluta concentración.
 

Este dictado es un fragmento del muy recomendado libro Una temporada en Tinker Creek de Annie Dillard, editado por Errata Naturae.

Tela de araña redonda