Espacio personal

Regreso contento de la galería A del Arte. Me ha gustado la exposición Hegemonía de Gema Rupérez. Toda la sala está al servicio de una idea: LA IDEA. Cada uno de nosotros tenemos la nuestra. La razonable. La verdadera. Y qué ocurre cuando una idea se enfrenta a otra diferente. Todos lo sabemos muy bien. El problema es que, hasta ahora, poco hemos resuelto para conseguir lo que el Filósofo consideraba fundamental: ser felices. No se puede ser feliz si no hay paz. Si no hay pan. Si no hay respeto. Hegemonía va de todo esto pero expresado con arte. Con emociones. Gema Rupérez tiene recursos para que nos parezca nueva esta IDEA tan vieja. Desde el lápiz hasta las artes escénicas. Por ejemplo, Espacio personal utiliza el vídeo para mostrarnos un escenario/instalación en el que dos globos mantienen un diálogo hasta las últimas consecuencias. En Lucha de relatos se enfrentan dos libros robotizados: las ideas de Karl Marx y Adam Smith en pugna sin fin. Salgo con una sensación similar a la que me produjo la obra Othello de Denis Pondruel.

Gemma Rupérez Hegemonía artes escénicas

Los dos aspiraban a mantener la supremacía. El espacio, parece ser, no era suficiente para los dos globos. El diálogo ha fallado. Tanto se han inflado que uno ha estallado.