La letra con sangre

Lo decía nuestro añorado Germán Coppini en la canción que compuso con Teo Cardalda: Malos tiempos para la lírica. Se reactivan las censuras a las obras artísticas. Esto incluye las letras de las canciones. No hablo de la ley, a la que todos debemos de respetar. Me refiero a la moralina populachera. Cada cual sabrá encontrar su ejemplo favorito. Hace 25 años el anuncio de una marca de pantalones vaqueros resucitó un éxito de 1932, es decir, de 60 años antes. La canción Mad about the boy, composición de Noël Coward, disfrutó de gran popularidad, sobre todo en la voz de Dinah Washington. Me temo que hoy su letra*, que confiesa estar loca por un chico malo, no pasaría por el cedazo del puritanismo, ismo, ismo, siempre lo mismo.

*La canción expresa la obsesión de un grupo de mujeres por un actor, posiblemente Douglas Fairbanks Jr. y hace una referencia humorística a la actriz Myrma Loy y a sus intentos de reordenación sexual. Dice La Wiki.

https://www.youtube.com/watch?v=gEYMLDYBE18
https://www.alasdairmclellan.comhttps://www.managementartists.com/style/aleksandra-woroniecka#vogue-paris-fashion-director/copy-of-vogue-paris-songs-of-innocence-august-issue/5be069af-07d0-427f-bd47-009aac110002

Mad About The Boy

Sin saber cuál iba a ser su destino, hice esta foto, que titulé Mad About The Boy, detalle mínimo, de una foto de Alasdair McLellan, que ilustraba un reportaje realizado por Aleksandra Woroniecka.