El grito de Cajal

Parece Tarzán, pero es Cajal. Santiago Ramón y Cajal, musculado y con arco, en Zaragoza, hacia 1872, como reza el pie de la foto (LEGADO CAJAL) que publica El País (Domingo 9 de diciembre de 2018), en artículo firmado por Manuel Ansede. Si escuchamos atentos esta fotografía, oiremos con claridad que lo que parece un ¡Aaah! de fondo es, en realidad, un ¡Neuronaaah! La diana a la que apuntaba Santiago, a los 18 años, tal vez sin saberlo él mismo.

La noticia que acompaña es buena: una nueva biografía. Cajal. Un grito por la ciencia (Next Door Publishers). ¡Atentos, Reyes Magos!

El grito de Cajal

Colectivo rasga y pega se mete en este bosque con gran respeto (y admiración).