Como mi sombra

Como mi sombra, el rinoceronte siempre está ahí. Todo empezó, como un juego, el 7 de julio. En principio se trataba de completar el álbum de El Rinoceronte. Una idea del Altísimo Instituto de Estudios Pataphysicos de la Candelaria. Doscientos setenta y un cromo. Lo dicho, un juego que consiste en encontrar a cada una de las estampas su casa, texto, literaria correspondiente. Divertido, fatigoso, a veces. Desesperante en su final: cuando quedan media docena sin identificar. Hay que investigar, ampliar horizontes, ¡pedir auxilio! En esto ha sido de gran ayuda El hurgador. Gracias. El álbum está completo, pero qué hago ahora que sigo viendo rinocerontes en todas partes. Esto es un sinvivir.

http://elhurgador.blogspot.com

Rhino 2