Forrar, una buena costumbre

Siempre, mientras está en uso. Y sobre todo si el libro pertenece a una biblioteca. Además de esta razón utilitaria, el forro nos da una oportunidad de personalizar temporalmente el ejemplar. Con poco que invirtamos en tiempo encontraremos una imagen con un significado especial para nosotros. Esto no quita ningún mérito y valor al diseño original de la portada. Casi siempre realizada por nun magnífico diseñador gráfico. En la fotografía, la creación de mi admirado Mario Eskenazi, un detalle de un icono ruso que muestra a los profetas, está ocultado por un fragmento de periódico que muestra una imagen de un tapón “abre-fácil”.

http://www.m-eskenazi.com

https://i.redd.it/jr6nnm7ojjoy.jpg

https://www.planetadelibros.com/libro-el-concepto-de-lo-mental/22170

Forros a la medida