El Moro

La Casa Real de la Salud alberga a un amigo de Cristóbal Colón.
El Moro, a sus ochenta y ocho años, dice que le gustan los capicúas y que cree que el nueve nueve le traerá la suerte que nunca ha tenido.
Natural de Guadassuar, según puedo leer en los restos de un DNI lavado y centrifugado en más de una ocasión, recaló en La Almunia de Doña Godina en 1956 para ocupar un puesto de escribiente en el Instituto Nacional de Previsión.
Cualquier otro dato es confuso. Parece ser que el apodo, como a Ludovico Sforza, le viene por lo moreno de su piel.
Tiene una cassette de Alfredo Kraus, cantando Valencia, que no deja de escuchar:

http://www.youtube.com/watch?v=wvrehydR74Q&feature=related